Ella está en el horizonte. Camino dos pasos y ella se aleja. Nunca deja que la alcance. ¿Para qué sirve, entonces, la utopía?...para caminar.

jueves, 14 de febrero de 2008

Una noche mágica

Ayer viví una noche de ésas mágicas...tuve la suerte de estar en un concierto de Ismael Serrano, el mago de las palabras. No sé qué tiene su voz, que me pone la piel de gallina. La música me llenó, me tocó el alma una vez más con esas canciones...

La gente fue increíble. Cantamos todas las canciones a coro con él, reímos muchísimo con el ingenioso guión. Disfrutamos, sonreímos y hasta alguna lágrima cayó...

Gracias a mi niña por acompañarme (y por la fuerza :P).

3 comentarios:

G'Fax dijo...

Nada como un buen concierto. Enhorabuena.

Juan Cosaco dijo...

Ultimamente tengo bastante vértigo...

álex dijo...

Verdaderamente su voz es prodigiosamente cálida...

Un pequeño maestro.