Ella está en el horizonte. Camino dos pasos y ella se aleja. Nunca deja que la alcance. ¿Para qué sirve, entonces, la utopía?...para caminar.

viernes, 28 de marzo de 2008

Hace no tanto tiempo

¿Y no es verdad que las verdades se derrumban con demasiada facilidad?
Hace no tanto tiempo me recuerdo pensando sobre mis sueños, dibujando un futuro rodeada de personas que hoy no están a mi lado. Hace no tanto tiempo, no conocía la poesía y no creía que fuese tan pequeña, tan insignificante entre toda la Historia que compone a las historias. Hace no tanto, ni siquiera había pisado el avión, ni tampoco besado el cielo sintiendo las llamas del infierno abrasándome la espalda. Hace no tanto tiempo, me sentía una extraña en mi casa, no valoraba mi suerte, mi familia, mis manos y mis ojos. Ni siquiera imaginaba que pudiese recorrer el camino que ahora observo tras de mí.
No puedo negar que a veces camine y me sienta totalmente perdida, a pesar de reconocer todas y cada una de las calles por las que paso. No puedo olvidar el miedo que me angustia cada vez que me siento impotente, pensando que la vida y la justicia se marchitan cerca de mí y yo, espectadora impasible, sigo mi rutina sin actuar.
He cambiado más de lo que me podía imaginar; a veces no sé si me gusta la persona en la que me he convertido, echo de menos tantas partes de mí que se han esfumado sin darme cuenta. Pero quizá, crecer conlleva sus riesgos y las consecuencias de abrir los ojos es no poder volver a ser el inocente que eras.
Hace no tanto tiempo, yo fui otra, hace no tanto tiempo, me encerré. Espero en la crisálida, sin embargo, ya asoman mis alas deseosas de volar.

7 comentarios:

MentesSueltas dijo...

Siempre se cambia... lo hacemos con nuestras historias a cuesta... Muy lindas reflexiones.
Te abrazo
MentesSueltas

Vanlat dijo...

Escalofrío....

NancyQ dijo...

Esas reflexiones son las que a veces nos hacen mas fuertes, y tal vez miremos el pasado con un tanto de nostalgia por lo que fuimos...
Lo que es mas lindo de todo querida amiga, es que ya tus alas estan deseosas de emprender ese vuelo.
Te abrazo!

Morph Doe dijo...

Eres UNICA!

Fernando Sarría dijo...

creas en mi la ternura al leerte...debe ser que ya con tanto vuelo te imagino esforzada en reconocerte en todo lo que descubrn de ti y tus emociones tus ojos...besos..ese es el camino...lleno de dolor y gozo.

Isabel dijo...

Creo que todos podemos reconocernos hoy un poco en tus palabras,Lorena.
La elección de volar es nuestra,el tamaño de nuestras alas no importa,lo importante es alzar el vuelo,amiga...
Un abrazo grande.:-)

Lorena dijo...

Mil gracias a tod@s por visitarme y dejarme vuestras palabras :)

mentessueltas: Gracias por la visita :) Creo que los cambios son inevitables, pero no dejan de sorprenderme cuando miro atrás y me veo extraña. Supongo que es inevitable. Un besazo.

Vanlat: ¿Por qué ese escalofrío? ¿Algún sentimiento parecido? Un beso!

Nancy: Mi querida amiga, necesarias reflexiones pero a veces dolorosas. No me acostumbro a todo completamente pero me niego a encerrarme en el pasado, no quiero anclar, sino volar a un sitio perdido, conocer nuevas caras, vivir nuevas aventuras. Un gran beso!

morph doe: ¿Yo? Única e irrepetible como tú, como todos. Un besazo!

fernando sarría: Muchas gracias por tus palabras. Intento transmitir todo lo que ronda por aquí, en esta cabecita loca. Escribiendo hago un dibujo de mí misma que creo,se asemeja bastante a la realidad. Necesito verme reflejada en el espejo de mis sentimientos para comprender qué me ocurre cuando no lo sé. A veces es tan simple como que tengo miedo, como que me siento perdida, o, como que necesito sacar palabras fuera para almacenarme de nuevo. Un gran besazo!

Isabel: Como siempre, sabia y certera. Hay que volar, es temprano para descansar, hay mucho por conocer, pero da un cosquilleo extraño pensar en abandonar parte de lo que tanto te costó levantar. Lo importante es tener nuevos sueños para crear ilusión allá donde te lleve el camino. Un besazo!