Ella está en el horizonte. Camino dos pasos y ella se aleja. Nunca deja que la alcance. ¿Para qué sirve, entonces, la utopía?...para caminar.

sábado, 6 de septiembre de 2008

Dimes y diretes


No entiendo. Estoy en una encrucijada llenas de palabras vacías. La verdad se nota por su ausencia, y a pesar de que intento sacar algo en claro, sólo encuentro sombras.
Ayer hice mi primera terapia como estudiante de psicologia. Me llamaron para hablar y, efectimante, hablaron. Mucho tiempo. Muchas incongruencias. Nunca me ha gustado ese juego sin sentido de hablar por hablar, y sobre todo mal, de las personas que no están. Reconozco que echo muchas risas con mis amigos, risas malignas pero sin maldad, hablando de otros. Pero, jamás hablaría de amigos por la espalda. No soy una persona de doble cara aunque, curiosamente, alguna que otra vez me hayan espetado que lo soy. Supongo que cada uno ve lo que le conviene y cree lo que le beneficia. Es mejor ser víctima que verdugo y llorar que soportar las críticas. Sin embargo, ¿cuál es el precio de esta maldita hipocresía? Engaños, desconfianza, malestar, mal rollo. Me entristece que las relaciones se vean tan dañadas por culpa de no decir la verdad en el momento apropiado. Meter a personas por medio, como yo en este caso, sólo sirve para empeorar la situación.
Dentro de un rato iré a tener una noche de diálogo y, espero, comprensión. Últimamente la idea de la mediación me ronda mucho por la cabeza, pero, por desgracia, hay cosas que son imposibles de arreglar y, sin duda, hay personas que son imposible reconciliar.

20 comentarios:

Bolero dijo...

pero caemos todos en esa puñetera manía de no decir as cosas a las personas si no por detrás
muakkkkkkkkkkkk

BIRA dijo...

Pocas cosas tienen un poder destructivo similar al del doble juego, a las habladurías, a la doble cara, a hablar por la espalda.

Con amigos así, nadie necesita enemigos. Pero haberlos hailos, cielo, y lo mejor (lo ideal, si me permites) es saberlo a tiempo.

Besos y mucha suerte!

Marisabidilla dijo...

No sé, dicen que nada es imposible... pero también es cierto que hay veces que no merece la pena.

Espero que la noche de diálogo fuera fructífera.

Besos

AMYLOIS dijo...

Así que psicologa, haber si un día ,me dices por que coño quieren que les cuentes tu vida tumbada...y despues de contarles tu vida, como harán para que dejes de tener miedo o dejes de llorar...eh?
Me lo diras algun dia?????

Fran^^ dijo...

Yo creo que no es posible saber qué cosa ss ehan de decir en un momento, cuale sen otro, y cuáles otras simplemente deben omitirse. Cada persona, en cada momento de su vida es cambiante y estamos rendidos a correr ese riesgo. Yo lo he sufrido tb hace unos pocos meses...y efectivamente erré abriendo la boquina. Aún así no he aprendido nada, pq si vuelvo a estar en una situación simmilar, la persona y el momento serán distintos. Suerte!! Aunque el "Azar no perdona"
besete

jordicine dijo...

Todo tendría que ser reconciliable... creo yo. Cerrarse en banda no ayuda nada!

Elena dijo...

El curso pasado tuvimos un problema serio con dos grupos de alumnas de 2º de Bachillerato, todas muy buenas estudiantes y amigas, que de repente dejaron de hablarse y pasaron a no tolerarse. Imagínate, chicas de 17 años hechas y derechas que llegaron a decirse cosas horribles por la espalda y también a la cara. Profesores y orientadores intentamos mediar entre ellas, pero fue inútil. No te imaginas el rencor que había entre ellas. Terminaron el curso y creo que a día de hoy siguen igual.

A veces por mucho que nos esforcemos es difícil conseguir esa reconciliación. Pero no podemos dejar de intentarlo, ¿no crees?

Un abrazo, preciosa.

El búho rojo dijo...

En el puzzle de la vida, por mucho que lo intentemos, no encajan las piezas que deseemos, si no las que son, a pesar de que sean muy parecidas...

Hablar por hablar??? no, no creo que así sea, pero es una buena reflexión

Un beso

Gigi German dijo...

Ay Lorena, ingrata costumbre del ser humano, no ser sincero con los demas y nisiquiera con uno mismo.

Un abrazo :)

rasaaabe dijo...

Las personas suelen intentar hacer daño con los comentarios malintencionados, esos que tu dices que son hechos por la espalda pero la verdad que al final acabas descubriendo que eso solamente sirve para que tu sepas en quien confiar y en quien no.

Lo que una persona tiene que valorar es lo que siente por los demás, aprendiendo a hacer oidos sordos a esos comentarios de personas que solamente quieren herir, no vale la pena darles esa alegria de que vean que te afecten.

conxa dijo...

cierto, hay personas que son irreconciliables. Es así la vida.

Tienes razón también en que cada uno ve lo que ve, o lo que le interesa ver.

Huyamos de los dimes y diretes!!!

Shangri-la dijo...

Hola. Te informamos que se puede descargar el último número de nuestra revista sobre literatura y cine en:

http://shangrilatextosaparte.blogspot.com/2008/09/shangri-la-n-6-mayo-agosto-2008.html

Un saludo.

fire dijo...

como agradezco que por fin se de cuenta de que no siempre todo se peude arregalr entre dos personas...
que hay relaciones que no tienen solucion...y que hasta contar el problema ....molesta..
ya me cansé de dar explicaciones...pero sobre todo...ya no acepto que nadie intente darme consejos..
como te entiendo amiga..¡¡¡
un beso

Tesa dijo...

Hola, Lorena, si que te han ocurrido cosas en mi ausencia. La universidad está muy bien, pero es la curiosidad, la observación y vivir la vida lo que más enseña.

No hay que elegir entre ser víctimas y verdugos. Es mucho más fácil, aplica eso de “no le hagas a nadie lo que no te gustaría que te hicieran a ti y compórtate con los demás como te gustaría que se comportaran contigo”

Podemos hacer unas risas hablando de alguien, pero sin crueldad, sin ánimo de perjudicarlo.

No sé si todavía sigues en paro, pero no te agobies y aprovéchalo para hacer algo que te guste. Cuando me pasó a mí, hice un curso de Photoshop y recupere mi antigua afición por la fotografía.

Besos, Lorena.

Raquel dijo...

Hola guapa, gracias por seguirme, sabes que yo tambien te sigo, pero mejor que yo no te conoce nadie, besos... Por cierto me ha encantado tu ultima entrad.
TE QUIERO MUCHO...BESOS

Beth dijo...

Hay cadenas que cuando se rompen son imposibles de volverlas a unir, pero no está mal intentarlo ;)

Estrella Altair dijo...

No se.... creo y te lo digo con todo el respeto.... que hay que tener un poco de paciencia.

Las terapias sirven, pero no son la purga de benito y las personas todas, tenemos partes buenas y mas oscuras, pensar en el ideal, desearlo y querer tocarlo,suele producir frustración, prefiero tomar a las personas como son...... con todas sus partes y claro no soy tonta y me quedo con aquellas con las que mas empatia y proximidad tengo pero sabiendo, que como yo misma en alguna ocasión me fallarán y espero de mi misma ser capaz de tolerarselo y que me lo toleren.

Bueno que largo... perdoname.

Un besito

Nanny Ogg dijo...

Pues yo creo que, en realidad, todos criticamos a nuestras personas queridas a la espalda. Sí, sí, todos y eso no quiere decir nada de nada. Todos hablamos alguna vez de lo pesada que es mi madre o de lo mucho que habla mi tía o de que el primo X es insoportable o mi amigo Y es un depresivo de tomo y lomo, etc... Creo que todos hacemos eso y no por maldad, ni por hacer daño. Y probablemente nada de eso se lo diríamos a la cara (ni falta que hace).

Besos

eso es lo que se siente dijo...

yo tb creo que cuando algo se rompe así, es muuuuuy difícil volverlo a juntar. Pasé por tu blog, por cierto, sí pasa el tiempo´rápido si.... y yo también odio septiembre pero ami no me gusta l olor a libros nuevos ni tengo ninguna ilusión de nada......

muchos besitos!!!!!

=)

Achiperre dijo...

Alguien muy cercano... se encuentra en el mismo rollo... en fin... que salga el sol por donde quiera!..

saludos!