Ella está en el horizonte. Camino dos pasos y ella se aleja. Nunca deja que la alcance. ¿Para qué sirve, entonces, la utopía?...para caminar.

miércoles, 4 de julio de 2007

Quiero que seas feliz


Por favor, hazlo por mí. Seré una niña pequeña otra vez, pero por favor, sé feliz. No vuelvas a decirme que estás triste, que me partes el alma. Lo pediré las veces que haga falta, aunque tú hayas perdido la fe, yo sé que es posible. Lo es. Lo es, de veras que lo es. No pierdas tu fuerza, conserva las ganas de comerte el mundo, que te espera, que no se esfumen tus sueños, que no lloren tus ojos por lo que no fue. Te quiero tanto...tanto, que daría lo que fuera porque tuvieras esa moto, porque hubieras estado en el concierto de los Rolling y porque cada noche supieses que ha sido un día especial, y azul. Sé feliz, por favor, sé feliz. No por mí, no, por ti. Porque tú eres más que una rutina y un rostro más de esta vida. Tú eres lo más grande que yo tengo. Y no pararé hasta que me digas que eres feliz. Hasta que lo sientas, como yo lo siento, al pensar que lo serás...


3 comentarios:

JuanMa dijo...

Ojalá lo consiga.

Seguro que le será más fácil sintiendo tu apoyo...

Besos.

niyah dijo...

How wonderful live is while you are in the world

Anónimo dijo...

wooww