Ella está en el horizonte. Camino dos pasos y ella se aleja. Nunca deja que la alcance. ¿Para qué sirve, entonces, la utopía?...para caminar.

domingo, 8 de marzo de 2009

Baño de luz

Era toda piel. Toda mi corta vida buscando la luz para encontrarla un domingo de marzo trepándome por las piernas. El sol me acariciaba y yo, sin oponer resistencia, simplemente cerré los ojos. Es curioso como cuando dejas tu mente en blanco, los recuerdos saltan del inconsciente, a veces mezclados con imágenes que no puedes saber si pertenecen a la realidad.
Recuerdos dulces, nostalgia del verano, música de fondo, letras, poesía, risas.
Conmovida por el regalo de esos veintimuchos grados mañaneros, me sentí afortunada y feliz por estar disfrutando del baño de sol sin ni siquiera esperarlo. Afortunada pensé que sería justo una especie de reencarnación; todos los seres humanos deberían poder estirar las piernas en una pequeña terraza para olvidarlo todo, por pocos segundos que fueran, ante la visita del grandioso espectáculo del sol eclipsando el cielo.
Sólo hay una cosa que pueda superar a todos los rayos de la gran estrella y, paradójicamente, también es un baño de luz.
Aunque ante ese baño todo queda reducido a un corazón.

6 comentarios:

BIRA dijo...

A veces esas pequeñas cosas de la vida son las que marcan la diferencia. Claro que cuando he leído lo de veintimuchos grados casi hago estrías en el suelo de pura envidia, que lo sepas. Aquí tenemos algo de sol, pero las temperaturas están bastante bajas!

besos!

jordicine dijo...

Me encantan todos los baños. De luz, de agua... de todo lo que tenga que ver con la naturaleza. Un beso.

El búho rojo dijo...

Deliciosos esos baños... ambos sin duda alguna

Un beso

Nanny Ogg dijo...

Después de un invierno tan largo, ese baño de sol se agradece, se disfruta y se desea que no acabe :)

Besos

Anónimo dijo...

Morph Doe

Grandiosos baños al sol, que descubren la verdadera identidad e interior de un mismo.

Maravilloso y bello, es lo que nos regalan esos minutos "zen" que nos ayudan a despejarnos y sentirnos "libres"

Te quiero, pero no te encuentro, acortando la distancia, está ha crecido. Lástima, pues sabiendo que estas ahí no consigo definirte.

mua2

susana dijo...

Jo, yo he estado trabajando este fin de semana y no he podido disfrutar de estos días tan buenos que han hecho... Me encanta el sol, que me caliente la piel y el corazón...

Besos