Ella está en el horizonte. Camino dos pasos y ella se aleja. Nunca deja que la alcance. ¿Para qué sirve, entonces, la utopía?...para caminar.

miércoles, 28 de marzo de 2007

Sacudidas


Me recorre ávida. Es demasiado intensa e incontrolable. Intento contenerme, apretar fuertemente la emoción que llevo dentro, pero es imposible...Me golpea y rompe todo lo anterior. De nada sirve estar preparada o esperarla, te llega en el momento que menos te imaginas. Te llega y lo absorve todo.
Soy sólo una montaña rusa, que se quiebra, que sube y baja. Soy sólo un puzzle a medio hacer, un enredo de palabras, sensaciones e impulsos. Soy frágil...y siento la sacudida que me da, sin piedad y sin miedo, y me derrumbo, sabiendo que volveré a levantarme, tarde o temprano, para plantarle cara y seguir.

5 comentarios:

JuanMa dijo...

Siempre hay que volver a levantarse.
Siempre hay que seguir.
Un beso.

nadaquedemostrar dijo...

...ops...que inquietante!

...me dejas en ascuas!

elangeldelasmilvioletas dijo...

lo importante es realmente, que consigas levantarte siempre.
Besos y mucho ánimo.

Isabel dijo...

Las sacudidas son siempre buenas para darnos cuenta de que seguimos vivos y poder tomar las riendas nuevamente...
Un besote.

Isabel dijo...

¿Has conseguido superar las sacudidas,Lorena?
Te mando un beso y mis mejores deseos para ti...:-)