Ella está en el horizonte. Camino dos pasos y ella se aleja. Nunca deja que la alcance. ¿Para qué sirve, entonces, la utopía?...para caminar.

sábado, 29 de diciembre de 2007

Lo es


Porque la vida puede ser maravillosa...

1 comentario:

Juan Cosaco dijo...

oye, esta foto me da un poco de miedo... no estará escondiendo una motosierra detrás de la espalda..??
se nota por el escape del motor de la misma, que forma una turbulencia y levanta la faldica...
qué miedo!
jaja