Ella está en el horizonte. Camino dos pasos y ella se aleja. Nunca deja que la alcance. ¿Para qué sirve, entonces, la utopía?...para caminar.

jueves, 13 de diciembre de 2007

Un día descolorido


Quiero que acaben estas dos semanas eternas. A mi paso por este agonizante final, siento que me golpeo una y otra vez con los muros que hay a mi alrededor. Me siento cansada, poco a poco pierdo la ilusión, me asaltan las dudas, me persigue la incertidumbre que avanza conmigo, agazapada, dispuesta a saltar en cualquier manera para espetarme las verdades.
Sea como sea, sigo, que es lo importante, un poco más triste quizá, que ayer, un poco menos lo estaré mañana.

Y quiere huir, a otro lugar, donde no hay barreras...

3 comentarios:

Juan Cosaco dijo...

el rojo está esperando!
Salud!

Nathalie dijo...

Claro wapa, lo importante es seguir siempre hacia adelante, auque hay dias que cuesta más que otros.

Veo que compartimos el gusto por Vega. La canción que has puesto es preciosa, pero un poco tristona no?

un besito

Isabel dijo...

En las horas bajas es cuando nos demostramos que sabemos crecernos y seguir contra viento y marea...
Adelante;sin prisa,pero sin pausa,Lorena.:-)