Ella está en el horizonte. Camino dos pasos y ella se aleja. Nunca deja que la alcance. ¿Para qué sirve, entonces, la utopía?...para caminar.

lunes, 7 de abril de 2008

Descubrir la diversidad

Los prejuicios rondan alrededor de nosotros como satélites. Sin poder evitarlo, nuestra cabeza asocia ideas a personas. Este fin de semana me pasó a mí y debo contarlo pues es una clara muestra de incoherencia personal. Conocí a un chico al que me costó entender de qué pueblo venía y cómo se llamaba por culpa del acento cerrado de un pequeño pueblo que dificultaba nuestra comunicación. Oyéndole lo encasillé en breve como a una persona con la que no tendría más relación ya que, pensaba, no tenía mucho que aportarme y no teníamos nada en común. Poco después todas mis ideas se vinieron a bajo. Curro, a pesar de tener una curiosa forma de expresarse, es un chico con un corazón enorme y una fuerza interior que muchos envidiaríamos. Desde hace varios años trabaja como voluntario en la Cruz Roja. A pesar de que es muy joven y que parece poquita cosa encerrado en un cuerpo delgado, es grande. Nos contó con una energía contagiosa y emocionante su experiencia ayudando a personas en accidentes de tráfico; nos habló sobre este horror, la carretera que puede llegar a ser la muerte. En su discurso me dí cuenta de lo equivocada que había estado, muchas veces las apariencias engañan y dejamos de descubrir a las personas por nuestros prejuicios. A mí me pasó pero me sirvió para darme cuenta de que no soy lo que quiero ser, que tengo muchos aspectos que mejorar y que no se debe juzgar por la primera impresión.
Curro ha sido uno de mis descubrimientos. He conocido a gente que, como yo, tiene muchos sueños pero, además de tenerlos, los busca con afán. Sale a la calle, mueve a las personas, remueve conciencias y no se queda de brazos cruzados. Por ello, no soporto que se venda una imagen de una juventud egoísta y poco implicada en el mundo. Eso también son prejuicios y visiones poco realistas. Este fin de semana he estado en habitaciones donde se fumaba en una cachimba y se reía, donde se contaban chistes, donde se conocían a futuros amigos y se daban primeros besos; he visto ideas y mentes brillantes, personas que buscan divertirse de una manera sana y gente que busca su lugar en el mundo.
No sé en qué grupo me encuentro, no sé(y odio no saber)pero intento aclarar mis dudas y resolver los problemas que tengo conmigo misma.
Ahora vuelvo a la rutina, sigo contrarreloj y aunque los agobios me rondan, ahora mismo miro a mi alrededor y respiro tranquila. Me gusta sentirme en plena noche, sumida en mis pensamientos y haciendo dos de las cosa que más me gustan: escribir y soñar.

Cuando los hombres buscan la diversidad viajan. Wenceslao Fernández Florez

11 comentarios:

Isabel dijo...

Los ojos los abrimos cada día,amiga;algunos más que otros,por suerte...
Ciérralos sólo para descansar.Un besazo.:-)

John Doe dijo...

Hola Cariño!

Que razón llevas, se descubre gente, que ... sin saberlo es alucinante, como bien dices ... fumando cachimba... otros con chistes... otras que no se rien... pero eso es lo que nos hace ser distintos, es decir, lo que nos hace ser especiales.

No podemos dejar pasar la oportunidad de conocer gente, el (no) saber no okupa espacio y es estupendo poder compartirlo con la gente :) aunque la imaginacion vuela con mucha libertad y asi ha de volar!

Nos queda mucho por aprender y espero que este allí, no solo por verte, sino por aprender contigo :)

Recuerda... somos...

Un besito enorme cariño!

Elena dijo...

Coincido plenamente contigo en lo de los prejuicios, sobre todo cuando se aplican a la juventud. Yo me he encontrado con muchos adolescentes en mi trabajo encantadores, creativos, inquietos y con muchas ganas de cambiar el mundo. Estoy harta de que siempre se les asocie con la botellona, las drogas, los móviles, etc. Porque sin duda hay mucho más detrás que somos incapaces de ver.

Estás aprendiendo lecciones de vida, Lorena. Estás haciéndote sabia por momentos.

Un abrazo

NancyQ dijo...

A mis casi 42 años Lorena bella, te puedo decir que aprendo dia a dia, eso es riqueza pura.
Un defecto que tenemos como seres humanos es el prejuico, y el temor a ser prejuzgados, y lo mas sorprendere de todo es cuando te das cuenta ( y quieres darte de golpes en la cabeza) es cuando te das cuenta del tremendo error que cometes, porque a pesar de las "apariencias" "esa" persona, te demuestra una vez, como es que la sociedad nos moldea.
Me gusto tu post bonita, de alguna manera conectado al mio pienso yo.
BESOS!

jorge luis jaimes dijo...

hola princesa, tienes un excelente blog me encanto de verdad. llegue por casualidad y ahora te invito a mi blog cuando quieras princesa.

besos calidos desde venezuela.

te dejo un regalo.

abismo

sentado de nuevo en mi cama antes del amanecer,
pensando en esta soledad tan grande y en este abismo que se convirtió mi vida,
el amor que hubo entre nosotros no se en que momento se quedo atrás
y no nos dimos cuenta por que sucedió,
dormimos juntos pero tan distantes,
tan solos en nuestros mundos que cada quien sueña diferente,
y sin darnos cuenta que ya no es el mismo que un día soñamos juntos,
esa gran distancia entre nuestros cuerpo sigue creciendo noche a nochedía a día, cada instante
y sin darnos cuenta nos arrastra sin piedad, hasta la mas profunda soledad,
esta soledad que me da estar a tu lado, que ya no aguanto,
que me deprime, me parte el alma y los sueños en mil pedazos,
no por añorar el calor de tu piel
si no por sentir las ganas de volver a vivir la ilusión de empezar una nueva vida,
de libertad impoluta y poder volver a dormir sin sentir esa soledad inmensa devastadora para poder sentirme vivo de nuevo, y así buscar ese amor que no se quede atrás, si no que crezca cada día mas y mas.

fire dijo...

que casualidades tiene la vida...ayer precisamente tomaba cafe con mi hija en una cafeteria...y vi pasara a una amiga de la infancia...que me provoco precisamente esta misma reflexion..
recuerdo como nos negaban relacionarnos con ella...por su origen social, por el sitio y lugar donde vivia , ect...
luego la vida por fin la ha sonreido y hoy es una persona estupenda , traajadora y autonoma....
cuando tenia 12 años no entendia porque mis padres actauaban asi...

con los años...yo tambien he regañado a mi hijo alguna que otra vez por los amigos que me ha traido a casa...
si...
vemos la paja en el ojo ajeno...pero no vemos la viga en el nuestro..
TODOS...tenemos prejuiicios...
y el que este libre de pecado, que tire la primera piedra...

un besito cielo

Lander dijo...

¡Hola¡..felicidades por ese punto de autocrítica. Que necesaria es.
Pasé por aquí y me gusto este rincon.
A seguir escribiendo soñadora..

desahogandome dijo...

El primer grupo al que perteneces es a ti misma. Bonita lección la de Curro. Da gusto ir aprendiendo por la vida,de vidas ajenas.

un saludo.
bonito blog.

desahogandome.blogia.com

Amor dijo...

¿es necesario pertenecer a un grupo? tu grupo es siempre el de los que te buscamos y el de los que te gusta que te encuentren, y no hay otro grupo que estar tú bien, tú, solo tú
amor

Lorena dijo...

¡Gracias a tod@s por vuestros comentarios!Llegar y ver que tantas personas han visitado mi pequeño rincón me emociona y me encanta. ¡Gracias de nuevo!

Isabel: Tienes toda la razón: hay que abrir bien los ojos y cerrarlos sólo para descansar. Pero es un trabajo difícil, mucho más que quedarnos sólo en la capa más superficial de lo que vemos. Sin embargo, tiene una recompensa mucho mayor :) Un besazo

John Doe: Ha sido un fin de semana precioso; en cada encuentro conoces un poquito más, no sólo el mundo que te rodea, sino a ti mismo: cómo eres, qué quieres, cuáles son tus sueños. Desde luego, estamos sólo en el principio del camino, espero (y deseo) que podamos ver miles de estrellas a nuestro paso por la vida, nos queda tanto por aprender...(y tantas veces caer). Sé que cuento contigo para descubrir nuevos misterios y vivir emocionantes aventuras. Un besote guapísimo!

Elena: Es muy típico hacerse una idea negativa de lo que somos los jóvenes, de cómo vivimos y de lo que queremos, al fin y al cabo, vemos los botellones, las drogas, los móviles, la tecnología...y la asociamos irremediablemente a la juventud. Me alegra ver que tú corroboras que eso no es cierto; se nos quita todo el valor que tenemos cuando no se ve a todos los jóvenes que dedican tiempo libre en asociaciones, ONGs, que buscan divertirse de manera sana (y con control), que tenemos muchísimos sueños y mucho talento por explotar. Para ver todo eso hace falta ver más allá de la primera impresión. Gracias, Elena, intento aprender todo lo que puedo aunque la sabiduría siga siendo una utopía nocturna para mí, me conformo con hacerme una buena persona. Un besazo amiga!

NancyQ: No es casualidad que conectemos: los prejuicios están a la orden del día. Se rechaza excesivamente al que intenta ser distinto y conservar su personalidad, lo que no está " a la moda" o se ve "raro". Escuché decir a un amigo que prefiere ser un loco entre cuerdos antes que seguir a la peligrosa masa. Sin duda estamos manipulados por la publicidad, los medios...pero somos humanos, tenemos (y casi también debemos) equivocarnos, aprender, crecer...sería todo muy aburrido si todo fuese un camino recto sin altibajos ni subidas emocionantes, ¿no crees? Un abrazo y muchos besoss!

Jorge Luis Jaimes: Me encanta que hayas dado conmigo (esa bendita casualidad que une blogs). Gracias por tu regalo, me gustó mucho :) Prometo visitarte! Un beso!

Fire: Qué interesante lo que me cuentas de tu amiga de la infancia. Tus padres se dejaban llevar por los prejuicios hacia el origen de esa chica pero, en su interior, creían estar actuando correctamente. Lo que más me alegra es pensar que el tiempo pone en su lugar a todo el mundo y que esta chica, finalmente, demostró su valía y es feliz. Todos somos objeto de prejuicios de la misma manera que cometemos errores teniendo prejuicios hacia otras personas. Pefectos no somos y es lógico que aunque a veces busquemos lo mejor, hagamos daño sin proponérnoslo. Lo que es un verdadero pecado es no enmendar esos errores y, al menos, ser conscientes de que nos equivocamos e intentar mejorar la próxima vez. Un gran beso!

Lander: Muchas gracias, tengo que criticarme a mí misma para mejorar, si todos practicásemos un poquito la autocrítica creo que seríamos más justos entre nosotros. Gracias pro visitar mi rincón, espero verte de nuevo. No dudes que seguiré escribiendo y soñando ;) Un beso!

Desahogandome: Tienes mucha razón: pertenecemos al grupo de nosotros mismos, con nuestros valores, nuestra personalidad y nuestras experiencias. Se puede aprender de todo, yo aprendo con lo que me ocurre, con lo que leo y ahora leyéndote a ti. Un besazo!

Amor: Qué preciosas palabras me regalas, me haces pensar y sonreír. Gracias, de corazón. Un besazo!

CATHERINE TREMELL dijo...

Srta.Lorena
Hemos pasado por su blog, como vamos haciendo con quienes gentilmente se acercan.
Vemos que sus intereses son prioritariamente el expresar lo que siente y como lo siente.
Se nota ampliamente que gusta de la lectura y la musica.
La mayoria de sus comentaristas no son burdos ni proponen socavadamente (al momento de nuestra lectura) nada mas que identificarse con sus relatos.
Por lo que nos deja una puerta para seguir visitandola, sin duda alguna que mucho de lo que veamos nos gustara, y en otras oportunidades, no tema discentir. Es un espacio de autentica libertad.
gracias por su tiempo

C. TREMELL